Amigos!

Nuestra organización se complace en anunciarles que a pesar del corto camino que llevamos recorrido -apenas 8 meses!- hemos alcanzado la liberación absoluta; la verdad por la que veníamos luchando, y que sin esperar encontramos de repente.

Ni en manifestaciones, ni a través de pintadas, ni en encuentros, ni en festivales. Ni mucho menos en improductivas discusiones asamblearias y horizontales.

La verdadera iluminación nos llegó de las sabias palabras, la presencia imponente y autorizada de un hermano.

Es por esto que hoy, llenas de paz interior –y sobre todo de alivio- podemos anunciar nuestra despedida.

Hermanos…tenemos cura. Y estamos dispuestas a compartirla con todos los infelices gays como nosotras.

El padre Ch, sacerdote y abogado, se hizo eco de nuestro sufrimiento y a través de una conferencia brindada el lunes en el Concejo Deliberante Municipal, nos ha aportado desde la total humildad que como auténtico fiel lo caracteriza, las palabras que necesitábamos escuchar, y que hasta ahora habíamos buscado sin resultados efectivos: no tenemos por qué seguir padeciendo la distorsión de nuestra naturaleza, ni conviviendo con los trastornos psicológicos que conlleva el deseo hacia una persona de nuestro mismo sexo. No tenemos por qué seguir aportando a las crueles pero indiscutibles estadísticas que nos colocan como los auténticos culpables de la expansión del SIDA, que tan injustamente ha afectado por nuestra irresponsabilidad y degeneración sexual a nuestros hermanos heterosexuales.

Han de terminarse las adicciones a las drogas y la pedofilia, males característicos de nuestra comunidad enferma. No deberemos hacernos cargo nunca más de las violaciones sexuales que inevitablemente perpetuamos, impulsados por el deseo enfermo con el que convivimos. Sí deberemos responder por las injurias y la campaña de desprestigio sostenida contra los sacerdotes injustamente acusados de violaciones a menores. Nos hagamos eco de la verdad…siempre supimos que los verdaderos culpables sólo ejercían el sacerdocio como pantalla para esconder su pasado homosexual.

Hermanos -porque a partir de ahora nos dirigiremos así a ustedes-, pedimos perdón:

-Perdón por engañarnos y engañarlos pretendiendo respeto y felicidad como lesbianas. Eso es imposible, y hoy somos capaces de reconocerlo. El orgasmo clitoriano era una mentira. Por locas que nos volviera en la cama, por autónomas y libres que nos hayamos sentido dando y recibiendo ese supuesto “amor” de otra mujer; no podemos ir en contra de la naturaleza, y ésta es heterosexual. El verdadero placer -y no ese trucho y cochino-, depende exclusivamente de los hombres, y sólo debe ejercerse para reproducirnos como especie. Sino, ¿quién sacará brillo con el esmero del amor al Papa de los sagrados estandartes dorados del Vaticano sino nuestras hijas, vírgenes, puras y obedientes.

-Perdón por no comprender la lógica aristotélica. Por mucho que tiremos la piedra hacia arriba, ésta siempre caerá, y no volverá a levantarse por sí misma. Por muy capaces que nos sintamos de amar a quién se nos cante y de ser felices con ella (guácala), nuestra vagina es para los chicos. Amén. (Gracias Padre Ch por esta metáfora iluminadora).

-Perdón, finalmente, por haber intentado manipular a diputados y senadores bajo falsos discursos de discriminación y derechos humanos, pretendiendo que aprobaran lo inaprobable. No reclamaremos más el derecho al casamiento. El “Hasta que la muerte los separe” no nos corresponde como gays. A menos que hablemos de muerte a causa de VIH, claro.

Agradecemos profundamente al Padre Ch por haber velado por el bien de la sociedad, ayudándonos a entender que no podemos pretender el ejercicio de las tendencias homosexuales ni lésbicas bajo el argumento simplista de que “no hacemos daño a nadie”.

Ahora entendemos que sí lo hacíamos. Hacíamos mal a la estabilidad social que hoy reina gracias a que la heteronormatividad sostiene su hegemonía. Poníamos en peligro la justicia, la equidad y la salud que caracterizan por igual a todos los sectores y a todos los países. Pensar en que casi hacemos tambalear tanta armonía nos da vergüenza. Por suerte con 3 avemarías y 2 y ½ padres nuestros eso se perdona (o algo así nos dijo el sábado en Diva unx amigx del Opus).

Estamos abiertas a quienes deseen compartir las técnicas curativas del Padre Ch.

Para ello, con esfuerzo, pero convencidas de que sólo el dolor terrenal nos asegura el cielo, y conscientes de que sólo puede perdonársenos convirtiendo en dolor lo que antes fue placentero, convocamos a todxs lxs trans, lesbianas, homosexuales y más tergiversados que se les ocurra, a continuar sus prácticas actuales hasta que el momento divino de curación se manifieste bajo un halo de luz fosforescente. Si por extraños motivos esto se demora, haremos los reclamos correspondientes a EDET, pero en ningún caso puede dudarse de que la curación no llegará.

Deseando una pronta sanación a toda la comunidad gay, por el bien de esta sociedad transparente y alejada de la hipocresía, nos despedimos, esperando que les sean leves los últimos tristes y estériles orgasmos de su existencia.

CruZaNas

Porque no éramos lo que queríamos ser, cambiamos tortas por hostias.


(entiendase la ironía del texto)

PabloGiori.blogspot.com
Marzo, 2010.


El machismo no tiene límites, no tiene género, no tiene sexo. No se toma vacaciones, está en todos lados, en todo momento, no perdona, está siempre tomando diferentes formas. El machismo no tiene conciencia de clase, no discrimina, no espera. El machismo es una de las formas de dominación hegemónica del patriarcado, sus brazos no se ven, pero al mismo tiempo no es posible discutir su existencia. Es un sistema vigente, es un modo de hacer las cosas que se encuentra en lo más profundo del sentido común, en lo más cotidiano de lo cotidiano. El machismo, la heteronormatividad y el patriarcado encuentran su génesis y su justificación en el mantenimiento de la vigencia de una hegemonía.
La racionalidad burguesa impuesta como hegemonía desde la Revolución Francesa es la máxima y actual expresión de la larga historia de la racionalidad patriarcal, clásica y medieval. El patriarcado es parte de la lógica social en que vivimos, una que se expresa y que nos apresa en su lógica racionalista, burguesa, religiosa y machista. Ésta última es su caballito de batalla, su arma contemporánea, aquella que, justificada por todas las instituciones, parece hoy omnipresente. Hoy como ayer, el machismo y el patriarcado son la misma cosa, son las dos caras de la moneda. Ahí donde el patriarcado es hegemonía, es silencio y es modo de hacer, es donde el machismo impone su opresión, impone su bozal, impone la lógica hegemónica. El patriarcado le deja al machismo el trabajo sucio, pero no por eso es menos responsable, parece alejarse mientras crea las condiciones de su propia reproducción.
El patriarcado es hoy un modo de hacer las cosas, en realidad es el modo establecido en que se hacen las cosas. Es lo que nos han dicho, enseñado, vendido. Parece no existir, parece no estar, parece ser un invento de radicales charlatanes o creadores de humo, filósofos de café. Pero día a día, aunque lo neguemos, vemos el ejemplo cotidiano del golpe, del bozal, del modo unidimensional de hacer las cosas, vemos el machismo, vemos el patriarcado y vemos a la heteronormatividad que camina de la mano. Porque el sistema social que justifica y sostiene el patriarcado no se encuentra inscripto en los libros como una abstracción académica, se encuentra en lo cotidiano de las experiencias, de las ideas y de las prácticas, está en todos lados aunque intentemos ocultarlo. No es una lucha entre los que muestran y los que quieren ocultar ni una lucha entre los que entienden y los que no quieren entender, es una lucha para entender que nuestra cotidianeidad está justificada dentro del patriarcado, seamos burgueses, proletarios, conservadores o revolucionarios.
El patriarcado se encuentra en las prácticas sociales, ahí en los bares, ahí donde se dividen las conversaciones entre hombres y mujeres y donde se esperan ciertos temas, ciertos modos. Se encuentra en el levante, cuando a las mujeres les queda el lugar del mirar y del hacerse desear y al hombre el de actuar, si no van a pensar que somos esto y aquello. Ahí donde a las mujeres les queda el lugar de objeto y no de sujeto de su deseo se encuentra el patriarcado. Cuando cambiamos de tema de conversación porque entra un hombre o una mujer en la habitación, cuando lo hacemos porque tenemos que mantener una imagen, aquella imagen que nos termina haciendo cómplices de la dominación. Ahí donde los roles están marcados claramente, ahí donde sabemos lo que debería ser cada uno, ahí donde el mundo se muestra claro en sus supuestos, ahí está la dominación. Se encuentra en el super y en su división del trabajo, las mujeres hacen esto, los hombres aquello, los hombres cobran tanto, las mujeres menos. Lo vemos en los hogares, en las escuelas, en los colectivos, caminando por la peatonal…
Se encuentra en las ideas, ahí en lo cotidiano, ahí en la cultura, ahí en los prejuicios. Se encuentra en las publicidades que nos dividen el mundo en hombres exitosos y mujeres perras, cuando observamos la multitud y clavamos la mirada en el estereotipo, en el deseo prestado por la industria cultural. Nuestro deseo y nuestro gusto está comandado a distancia por el machismo, deseamos el objeto, odiamos al sujeto, le dejamos cierto margen de acción y esperamos solo ciertas cosas: que no hable, que no piense, que no discuta, que no sea infiel, que haga lo que tiene que hacer, lo que es natural que haga, lo que hacen todos y nada más que eso. Ahí donde esperamos un beso cariñoso y un abrazo de una mujer y un saludo seco y distante de un hombre, encontramos las ideas que sostienen una división del mundo según el género. Ahí donde explicamos nuestras acciones en base a causas sobre nuestra supuesta femineidad u hombría, estamos siendo cómplices.
Se encuentra en las experiencias, ahí donde vivimos diariamente en el cuerpo la discriminación del machismo, el modo en que sostiene el patriarcado y su lógica de la dominación. Es en los sentimientos, en las pasiones, en las emociones, todas educadas dentro de esta lógica, donde diariamente vivimos la división del trabajo, las expectativas y los modos en que el patriarcado nos ha enseñado a vivir justificando su sistema. Nuestro punto de vista, nuestras valoraciones y hasta nuestra estructuración subjetiva se encuentra moldeada, construida para la justificación, para que seamos cómplices de la dominación. Nuestra experiencia es producto del diálogo perpetuo entre las ideas y las prácticas que hemos heredado y que nos dedicamos, irreflexivamente, a reproducir.
Aunque no lo veamos, aunque creamos que no existe tenemos que luchar para verlo, tenemos que seguir peleando, literalmente para generar conciencia de la relación existente entre la burguesía, el machismo, la heteronormatividad y el patriarcado. Una vez que esa conciencia aflora se nos hace imposible seguir viviendo del mismo modo, una vez que hemos entendido la lógica de la dominación, nunca más podremos hacer ciertas prácticas, experimentar y compartir ciertas ideas del mismo modo. Ahí donde parece que es natural, donde parece que es así y no puede ser de otro modo, nos estamos resignando a vivir en un mundo recibido, injusto, para nada nuestro. Un mundo donde cada uno es lo que tiene que ser y nada más, donde uno no puede decidir sobre su cuerpo, sus gustos o el modo en que buscará su felicidad, un mundo donde no se acepta la diversidad, la variedad, la creatividad y la diferencia. Nosotros creemos que no podemos vivir más en este mundo que nos parece ajeno, tenemos que construir una alternativa. De este modo entenderemos que somos dominados todos, hombres y mujeres, heterosexuales y homosexuales y entenderemos que el machismo no tiene límites, no tiene género, no tiene sexo. No se toma vacaciones, está en todos lados, en todo momento, toma diferentes formas. El machismo no tiene conciencia de clase, no discrimina, no espera.






Para conocerlas y que nos conozcan, hacemos una mateada en el parque avellaneda el domingo 28/03 desde las 17.30.
La idea es intercambiar charlas, experiencias, un poco de material informativo y mates, claro.


(*) atenti, si llueve se suspende
(**) si estan los barrabrava de san martin, nos mudamos unos mil metros lejos de ellos
(***) si tenes dudas (sobre este encuentro, claro) escribinos a cruzatedevereda@gmail.com

las esperamos!!!

(*) información extraída de Gaymente.com. Difundíla vos también, la lesbofobia no puede ser pasada por alto en los medios de comunicación. Crímenes como éste deben ser denunciados y oídos por toda la sociedad.


Una chica de 27 años fue asesinada el fin de semana pasado por un hombre que se oponía a que su hijastra de 16 años, mantuviera una relación sentimental con la víctima.

Esta tragedia comenzó el sábado a la tarde, cuando Daniel Esteban Toledo (39) fue hasta la casa de Natalia Noemí Gaitán (27), a buscar a su hijastra, una chica de 16 años, que mantenía una relación sentimental con la dueña de casa.
La adolescente se había ido de su casa donde vivía con su mamá y su padrastro, porque éstos se oponían a que mantuviera una relación homosexual con otra chica del barrio Parque Liceo Segunda Sección.

El hombre, tras buscar a su hijastra, la encontró en la casa de los Gaitán y se la llevó de regreso.

“Al hombre no le gustó nada que la hija de su mujer abandonara el hogar para irse a la casa de su novia”, detalló un investigador a Clarín. Y el sábado a la tarde la llevó nuevamente a vivir con él.

Fue entonces, cerca de las 19.30, que Natalia se dirigió hacia una vivienda de la manzana 19, a buscar a su amor.

Pero, la chica no apareció. Lo hizo su padrastro, Daniel Toledo, quién le recriminó a Natalia que estaba pervirtiendo a la adolescente.

Discutieron fuerte. Muy fuerte. Y Natalia reclamó su derecho y el derecho de la chica a ser felices, a amarse libremente, a disfrutar de su sexualidad.
Toledo no soportó la afrenta y fue hacia adentro de la vivienda. Natalia se fue enojada. El hombre salió tras ella y la llamó. Cuando la chica se dio vuelta, se oyó el disparo de una escopeta calibre 16.

Natalia fue malherida en su hombro derecho. Caminó unos pasos y se desplomó.

La ambulancia y el patrullero se demoraron mucho. Natalia perdió abundante sangre, hasta que la llevaron al Hospital Municipal de Urgencias de Córdoba. Pese a que la atendieron de emergencia, la chica murió a las 2 del domingo.
Graciela Vázquez de Gaitán, la madre de Natalia, se quejó amargamente: “Este tipo la mató como un perro. Pensar que Toledo venía a pedir comida al centro vecinal, y con mi hija siempre le dábamos. Siempre lo ayudamos. Natalia siempre fue muy solidaria y me decía que le diéramos comida y lo ayudáramos, que le diéramos una mano”.

La mujer dirige la ONG Lucía Pía, en el mismo barrio Parque Liceo, en el extremo norte de la Capital y es muy reconocida en la zona, al igual que su hija asesinada: “Mi hija Natalia era una chica excelente, trabajadora, era una persona excepcional. Y la mataron así como nada, la mataron como un perro. Exijo que haya justicia y que al asesino lo condenen”, dijo.

Por su parte, la abogada Natalia Milisenda, abogada que participa del Encuentro por la Diversidad de Córdoba aseguró a Clarín que “éste es un caso de violencia de género, que no se visualiza en las políticas públicas, pero que son víctimas muchas mujeres lesbianas por el sólo hecho de ser mujeres y de ejercer libremente su sexualidad”.

Milisenda aseguró que “este asesinato tiene una carga muy fuerte de discriminación, porque a Natalia la asesinaron por su condición sexual”.
Minutos después del crimen, Toledo se entregó a la Policía.

POR GUSTAVO MOLINA. CLARÍN.




8 de MARZO - DÍA INTERNACIONAL de las MUJERES

En recuerdo de aquel 8 de marzo de 1908, donde 128 obreras textiles de la fábrica Cotton de Nueva York fueron quemadas vivas en un incendio provocado por su empleador. Reclamaban jornadas de 8 horas, descanso dominical e igual trabajo por igual salario.

Evocando la declaración del Día Internacional de las Mujeres, propuesto en 1910 por Clara Zetkin, durante la II Conferencia Internacional de las Mujeres Socialistas, realizada en Copenhague (Dinamarca).


HOY como AYER las MUJERES EXIGIMOS


BASTA de VIOLENCIA

Declaración de Emergencia Nacional por Violencia Sexista.

Reglamentació n de la LEY N º 26.485 -Ley de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres.

Perdida automática y definitiva de la patria potestad del femicida, abusador, prostituidor, no así sus obligaciones alimentarias.

Refugios para mujeres víctimas de violencia.

No permitamos que nos peguen, nos ofendan y no lastimen.

Respeto a los derechos y las sabidurías de nuestras hermanas de los pueblos originarios.

Las violencias contra las mujeres se acabarán cuando se acabe el Patriarcado.

BASTA de FEMICIDIOS

Femicidios son los asesinatos de mujeres por parte de los varones motivados por el odio, por placer, ó por sentido de propiedad sobre ellas.

No hay “crímenes pasionales”, son Femicidios.

Incorporación en el Código Penal de la figura de Femicidio, como una figura penal autónoma.

Esclarecimiento de todos los femicidios y Justicia para todas las víctimas de estos crímenes.

ABORTO LEGAL SEGURO y GRATUITO

Tenemos derecho a decidir sobre nuestros cuerpos.

Basta de muertes de mujeres por aborto clandestino.

Aprobación del proyecto de Ley por el Aborto Legal.

Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir.

Protocolo de atención a los abortos no punibles establecido por Ley .

ABOLICIÓN del SISTEMA PROSTITUYENTE

Penalización de todos los explotadores de la prostitución ajena: fiolos, proxenetas, tratantes y sus cómplices. Basta de trata de mujeres y niñas/os.

Por la aparición con vida de las miles de mujeres desaparecidas y secuestradas por las redes de prostitución.

Derogación de los artículos de los Códigos Contravencionales y de Faltas que penalizan a las personas en situación de prostitución.

Reforma de la ley contra la trata de personas. Todo tratante debe ser penalizado.

No son “clientes”, son prostituyentes. Sin prostituyentes no hay prostitución ni trata.

Servicio de Asistencia para mujeres víctimas de prostitución y trata.

NO a la HETEROSEXUALIDAD OBLIGATORIA

Visibilización de la Existencia Lesbiana.

Si no hay visibilidad no existimos, si no existimos no hay lucha que construir.


Nosotras elegimos a quien amar, a quien desear y a quien besar.

Las violencias contra las lesbianas se acabarán cuando se acabe el Heteropatriarcado


NO a la MILITARIZACIÓN del CONTINENTE

Solidaridad con las mujeres Colombianas, Hondureñas, Haitianas y Latinoamericanas víctimas de la militarización del continente.

No somos trofeo de guerra. Las mujeres no parimos hijos para la guerra.

No a la Instalación de bases militares

TRABAJO

Como hace 100 años exigimos: 8 horas de trabajo, igual salario por igual trabajo y descanso dominical.

Unidad y solidaridad con todas las luchadoras por la defensa de los puestos de trabajo.

Acceso de las mujeres a trabajo digno con obra social y aportes jubilatorios.

Tareas domésticas compartidas con los miembros de la familia.

Aplicación de la Ley 20582/74 de Jardines Maternales Zonales.

Basta de acoso sexual en el trabajo!

Sanciones efectivas a los acosadores, establecidas por Ley.

BASTA de POBREZA

Las mujeres somos las más pobres entre los pobres del mundo

Recursos genuinos previstos en presupuestos Nacional y provinciales para atender las necesidades de salud, vivienda y educación de las mujeres.

Planes especiales de vivienda para mujeres “solas”, “cabeza de familia” ó discapacitadas.

Pensiones, jubilaciones - 82 % móvil- y salarios acordes a la inflación real de la “canasta familiar”.

ROMINA TEJERINA

Basta de Justicia sexista

Libertad de Romina Tejerina y cárcel a “Pocho” Vargas, su violador y a todos los violadores.

Restitución de la figura de “infanticidio” en el Código Penal.

MEDIOS de COMUNICACIÓN - PUBLICIDAD SEXISTA

Basta de imponer imágenes degradadas del cuerpo de las mujeres.

Mujer bonita es la que lucha.

No somos objetos, somos personas. No a la Publicidad sexista.

Si la casa y el trabajo son los primeros lugares inseguros entonces los “medios” ¿de qué hablan cuando nos hablan de inseguridad?


Los Derechos de las Mujeres son Derechos Humanos


CONVOCAN: Campaña “Ni una mujer más victima de las redes de prostitución”, Lugar de Mujer, Taller Permanente de la Mujer- Librería de Mujeres, Mujeres de Izquierda, Mujeres Libres, ATEM “25 de noviembre”, Museo de la Mujer , Seminario de DDHH con perspectiva de género, Grupo DES-PEGAR vínculos sin violencia, Asociación de Profesionales de la Psicología Social Argentina, Colectivo Eqee de documental, Olla popular de Gallardo y Corrientes, Amas de Casa del País, Asociación Civil La Casa del Encuentro, área de géneros de Pañuelos en Rebeldía, La Caldera - Colectiva Feminista, Feministas Inconvenientes, AMMAR Capital-Asociació n de Mujeres Argentinas por los DDHH, Asociación de Especialistas Universitarias en Estudios de la Mujer , Red No a la Trata , CATW-Argentina, Feministas en Acción, Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito-grupo Bs. As., Feministas independientes: Elsa Cola Arena, Ana Maria Bello. Nélida Koifman, Amabe Amalia Molinari.


Convocan en Tucumán


LILITH - CLADEM - CRUZADAS

Copyright 2010 Cruzadas
Lunax Free Premium Blogger™ template by Introblogger